Diputación Permanente

La Diputación Permanente es un órgano permanente de las Cortes cuya función es velar por los poderes de las Cortes de Castilla y León cuando éstas no se encuentran reunidas, bien por la finalización de la legislatura (por expiración natural de su mandato o por disolución anticipada), o bien por hallarse en periodo de vacaciones parlamentarias.

En cuanto a su composición, este órgano está formado por la Presidenta de las Cortes, que la presidirá, por los demás miembros de la Mesa (que, con el Presidente, consituirán la Mesa de la Diputación Permanente) y por los Procuradores que designen los Grupos Parlamentarios.

Su función genérica es la de «velar por los poderes de la Cámara». En concreto, podemos distinguir dos supuestos:

  1. En lo periodos de vacaciones parlamentarias, la única competencia que el Reglamento confía a la Diputación Permanente es la de acordar por mayoría absoluta la convocatoria de las Cortes.

  2. En los supuestos de disolución anticipada de las Cortes o finalización del mandato parlamentario, le corresponde ejercer el control de la legislación delegada, autorizar créditos extraordinarios y suplementos de crédito y podrá acordar la interposición de recursos de inconstitucionalidad o el planteamiento por la Junta de Castilla y León de conflictos de competencia ante el Tribunal Constitucional (en supuestos de urgencia, siempre que se pronuncien en tal sentido la mayoría absoluta de sus miembros).

Composición de la Diputación Permanente



Sede de las Cortes de Castilla y León