La presidenta del Parlamento autonómico, Silvia Clemente, destaca la contribución de Segovia al progreso de Castilla y León en los 35 años de autonomía

Compartir: Compartir vía Whatsapp
20170302segoviacastillayleon01
La Presidenta, Silvia Clemente, junto con el resto de miembros de la Mesa Redonda
20170302segoviacastillayleon02
Mesa redonda «Segovia en la construcción de Castilla y León»
El Parlamento autonómico organiza una mesa redonda, con el testimonio y las aportaciones de quienes fueron actores principales y protagonistas de la época, para analizar la aspiración uniprovincial de Segovia y su posterior incorporación a Castilla y León. Un proceso de construcción de la Comunidad que, según la presidenta del Parlamento, demuestra el compromiso de Castilla y León con el Estado de Derecho.
02/03/2018,   viernes

Segovia
Gabinete de Prensa

Las Autonomías, como ha afirmado la presidenta, han permitido dotar de mejores y más servicios a los ciudadanos.

El camino hasta aprobar el Estatuto de Autonomía en Castilla y León, como ha recordado la presidenta del Parlamento autonómico, Silvia Clemente, no ha sido fácil, surgieron discrepancias importantes sobre la definición del número de procuradores a elegir por cada provincia, sobre la sede de las instituciones autonómicas y la capitalidad, y también sobre el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma. También los avatares de la política nacional condicionaron la elaboración del texto base del Estatuto de Autonomía. En este proceso, Segovia optó por la uniprovincialidad y no quiso cumplir los requisitos que el artículo 143 de la Constitución establecía para adherirse a Castilla y León.

En la época de la preautonomía, el 17 de octubre de 1979, como ha recordado Clemente, en un pleno del Consejo General se ponía en marcha el proceso autonómico por la vía del artículo 143 de la Constitución. También se imponía una representación idéntica de las provincias castellanas y leonesas. El 26 de octubre de ese mismo año, los municipios de Castilla y León empezaron a sumarse al proceso autonómico. Un proceso en el que el rechazo fue mínimo.

El 25 de abril de 1980 llegó a su fin el proceso autonómico en Castilla y León, sin embargo, Segovia no inició ningún tipo de acción tendente a incorporarse a dicho proceso. Dirigentes segovianos como Modesto Fraile y Carlos Gila, defendían la constitución de una verdadera autonomía castellana y alertaban sobre la posibilidad de caer en un nuevo centralismo con la nueva estructura autonómica.  

En los Pactos Autonómicos entre gobierno y oposición había quedado establecido que Segovia debía incorporarse a Castilla y León. Esta decisión no fue aceptada por algunos dirigentes segovianos llegando incluso la Diputación de Segovia, el 31 de julio de 1981, a iniciar su propio proceso autonómico.

La presidenta de las Cortes de Castilla y León ha explicado que durante seis meses la tensión fue máxima, con duros enfrentamientos entre los partidarios de la autonomía uniprovincial y los que querían la incorporación de Segovia a Castilla y León. Aunque los promotores de la autonomía uniprovincial consiguieron que la mayoría de los municipios segovianos votaran a favor de ésta, los partidarios de la opción castellana y leonesa lograron bloquear el proceso autonómico cuando la capital y algunos de los municipios más poblados votaron en contra de esta iniciativa.

Finalmente, Segovia se incorporó a Castilla y León mediante Ley Orgánica por motivos de interés nacional. Tal día como ayer, 1 de marzo, se publicaba en el Boletín Oficial del Estado la incorporación de Segovia al mapa autonómico mediante esa norma.

Y el 25 de febrero de 1983 se aprobaba el Estatuto de Autonomía, la norma fundamental que configura la Comunidad Autónoma territorial y jurídicamente.

Este proceso de construcción de la Comunidad, como ha recordado Clemente, demuestra el compromiso de Castilla y León, desde sus orígenes, con el sometimiento a la legalidad y al Estado de Derecho.

Las propuestas minoritarias que abogaban por alterar el marco territorial de Castilla y León, como ha recordado la presidenta, lo hicieron, pero dentro del marco constitucional vigente, a diferencia de lo que ha ocurrido en otras Comunidades Autónomas, donde no se ha dudado en quebrar las reglas del Estado de Derecho para lograr el objetivo de la independencia.

 

Jornada con ponentes de prestigio

Dada la relevancia y la singularidad que representó Segovia en la construcción de la Comunidad, las Cortes de Castilla y León han querido organizar una mesa redonda para analizar este proceso aprovechando que este año se conmemora el XXXV Aniversario del Estatuto de Autonomía.

Para analizar lo que ocurrió en esa época se ha querido contar con el testimonio y las aportaciones de quienes fueron actores principales y protagonistas de aquel momento histórico y que finalizó con la incorporación de Segovia a Castilla y León.

Los participantes de la mesa redonda ‘Segovia en la construcción de Castilla y León’ han sido: Rodolfo Martín Villa, uno de los políticos clave de la Transición Española que contribuyó al proceso de racionalización del conjunto de proceso autonómico; Luis Solana Madariaga, diputado por el PSOE en las Cortes Constituyentes y tres veces diputado por Segovia; José Antonio López Arranz, primer Alcalde democrático de Segovia y firme partidario de la inclusión de Segovia en Castilla y León; Luis Pérez de Cossio, Secretario General de UCD de Segovia en el proceso de integración; y Jesús Fuentetaja Sanz, Técnico superior de la Diputación de Segovia durante 44 años y conocedor de los movimientos de esta institución en esa época.

 

Beneficios del Estado Autonómico y de la incorporación de Segovia

La aprobación del Estatuto de Autonomía de Castilla y León, el 25 de febrero de 1983, permitía, como ha recordado la presidenta, definir un auténtico proyecto de Comunidad que se ajustaba a la singularidad y características propias del territorio.

La Comunidad ha sabido, según Clemente, conservar e incorporar la singularidad de sus provincias y territorios a una identidad común, que “nos une y nos define como una Comunidad de historia y de cultura”.

La presidenta ha destacado además que ese valor que en la Comunidad se le dio, en los inicios de la configuración de Castilla y León, a la negociación y al pacto han hecho que el consenso sea un principio de la Comunidad que se extiende al ámbito institucional, social y político, y del que Castilla y León es modelo y referencia para otras Comunidades Autónomas.

Silvia Clemente ha asegurado que la configuración de la Comunidad y por tanto el Estatuto de Autonomía ha contribuido al progreso y bienestar de los castellanos y leoneses y por lo tanto de los segovianos. En concreto, según la presidenta, la creación de las Autonomías ha permitido dotar de mejores y más servicios a los ciudadanos que les permita unas mejores condiciones de vida, mediante unos servicios básicos de calidad, Educación, Sanidad, Servicios Sociales, modernización de las infraestructuras viarias, de transporte…

Ejemplo de este progreso, como ha indicado la presidenta de las Cortes, han sido las inversiones que se han podido realizar en Segovia y en toda la Comunidad con la entrada de España en la Unión Europea en 1986, siendo Castilla y León receptora de un elevado volumen de fondos europeos destinados a una convergencia económica.

La presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, ha asegurado que este beneficio es recíproco dado que la Comunidad también se ha beneficiado de la aportación de Segovia. Esta provincia, como ha señalado la presidenta, con 154.184 habitantes, aporta el 6% de la Población de Castilla y León. Su localización geográfica cercana a Madrid, su patrimonio natural, cultural y gastronómico, la hacen ser una de las provincias con mayor atracción turística. En 2017 se cerró con un crecimiento del 13% respecto a 2016 en número de viajeros, muy cerca de las 800.000 personas, suponiendo esta cifra el 10% de todos los viajeros que llegaron a Castilla y León.

El turismo, según la presidenta, no es sólo uno de los sectores con potencial en la provincia de Segovia y que han repercutido en el resto de la Comunidad. También tiene una gran importancia su sector agrario. La provincia de Segovia representa el 13% de la producción final agraria de Castilla y León -más de 680 millones de euros/año- y el 17% de toda la producción animal de la Comunidad.

 

 Biografías ponentes ‘Segovia en la construcción de Castilla y León’

Rodolfo Martín Villa. Nacido en 1934 en Santa María del Páramo (León) estudió Ingeniería Industrial en la Universidad Politécnica de Madrid y perteneció al cuerpo de Ingenieros Industriales al servicio de la Hacienda Pública. Fue Senador en la primeras Cortes constituyentes por UCD y hasta en 3 ocasiones fue nombrado Ministro del Gobierno de España, con Arias Navarro (Relaciones Sindicales) y con Adolfo Suárez (Gobernación e Interior y Administración Territorial). Está considerado uno de los políticos clave de la Transición Española desde los puestos que ocupó en el gobierno de la UCD y hay que destacar su labor como Ministro de Administración Territorial en el desarrollo del Estado de las Autonomías. Especialmente destaca su contribución al proceso de racionalización del conjunto de proceso autonómico.

Luis Solana Madariaga. Nacido en Madrid en 1935 es sobrino-nieto del escritor y diplomático español Salvador de Madariaga y hermano del también político Javier Solana.  Ha sido un destacado miembro del Partido Socialista Obrero Español. Fue diputado por el PSOE en las Cortes Constituyentes (1977-1979) y tres veces diputado por Segovia (1977, 1979 y 1982), provincia con la que siempre ha mantenido una estrecha vinculación.

José Antonio López Arranz. Fue el primer Alcalde democrático de Segovia (1979-1983) y el último alcalde centrista de España (1999-2003). Fue diputado del CDS por Segovia entre 1986 y 1989 y firme partidario de la inclusión de Segovia en Castilla y León. Fue Alcalde de Segovia por segunda vez por el Centro Democrático y Social entre 1999 y 2003.

Luis Pérez de Cossio. Secretario General de UCD de Segovia, vivió desde dentro la desintegración de la UCD en la pelea por la uniprovincialidad. Desaparecida la UCD, se integró en el PP y fue Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León (1991-1996) y Director General del Ministerio de Administraciones Públicas (1996-2003).

Jesús Fuentetaja Sanz. Técnico superior de la Diputación de Segovia durante 44 años y Jefe de los Servicios Tributarios. Es licenciado en Derecho y Geografía e Historia y autor de publicaciones como “Manuel González Herrero in Memoriam”.

Sede de las Cortes de Castilla y León